DEL AMOR A LA MELANCOLÍA - F. Sánchez Carpio

978-84-16958-79-5

Nuevo producto

Fue una tarde de locura

y de pasión memorable

bebimos sin resistirnos

el vino de un amor grande

como beben los muchachos

sin respirar ni pararse

hasta quedar

tú saciada yo satisfecho

y sin aire

fue una tarde de locura

fue una tarde de romance

los periquitos

burlones

nos miraban sin mirarse

mientras la tarde caía

poco a poco

sin alarde.

Más detalles

10,00 € IVA incl.

1 Artículo

  • Autor/a: F. Sánchez Carpio

    Florentino sanchez caspioVine al mundo en un pueblo chiquito de Castilla la Mancha.

    Desde siempre me gustó hacer versos. En el campo. En mi casa. Me salían insignificantes. Pero yo seguía, erre que erre, quitando el tiempo a mi descanso mientras desarrollaba múltiples oficios necesarios para vivir.

    Hoy día ya más tranquilo, sin el agobio del trabajo, me dedico a sacar en limpio tantos sueños antiguos, con la esperanza vana de que estos renglones sean leídos por mis amigos sin mucho empacho.

    Otros títulos publicados:

    Del amor y otros combates,

    Rimas y romances,

    A la vera del camino,

    Amor y desamor,

    El tiempo que se va,

    Caminando, caminando,

    El espejo de los años,

    Vendimiando,

    Intima llama,

    Los cabos sueltos,

    De la mina de mis versos,

    Diario acontecer,

    Las cítaras del agua,

    Agua y polvo,

    Alas,

    El pulso de los días,

    DEDICATORIAS, LOAS Y ELEGÍAS,

    GRANOS RISUEÑOS ,

    UN AMOR ROMÁNTICO y otros AMORES.

  • EditorialLetras de Autor
    AutorF. Sánchez-Carpio
    IdiomaCastellano
    ISBN978-84-16958-79-5
    Género Poesía (DC)
    Tamaño14 x 21cm
    Páginas112 B/N
    Fecha ediciónFebrero 2017
    CubiertaRústica

Reseñas

Escriba una reseña

DEL AMOR A LA MELANCOLÍA - F. Sánchez Carpio

DEL AMOR A LA MELANCOLÍA - F. Sánchez Carpio

Fue una tarde de locura

y de pasión memorable

bebimos sin resistirnos

el vino de un amor grande

como beben los muchachos

sin respirar ni pararse

hasta quedar

tú saciada yo satisfecho

y sin aire

fue una tarde de locura

fue una tarde de romance

los periquitos

burlones

nos miraban sin mirarse

mientras la tarde caía

poco a poco

sin alarde.

30 Productos de la misma categoría: